Seleccionar página

La tomografía computarizada de haz cónico o escaner dental 3d  y lo escáneres intraorales han influido en la profesión  dental de una manera importante en los últimos años. El más importante de ellos es sin duda la consolidación  de las tecnologías digitales, que hoy en día tienen un impacto considerable en los flujos de trabajo, en la consulta dental y en el laboratorio dental.

Digitalización del laboratorio dental

Los laboratorios dentales fueron los primeros en penetrar en el mundo digital, integrando escáneres de sobremesa, software de diseño asistido por ordenador (CAD) para el modelado protésico, software de fabricación asistida por ordenador (CAM) y máquinas herramienta para fresar toda una gama de restauraciones protésicas, desde las más simples hasta las más complejas. Gracias a esta experiencia, los protésicos dentales representan la categoría que hoy en día, en su conjunto, tiene el mayor conocimiento del mundo de digital; por eso su contribución la profesión dental es esencial, y de gran valor.

La revolución digital, sin embargo, también afecta hoy en día a las actividades de la odontología, hasta el punto de transformar radicalmente el trabajo diario de los dentistas.

Muchas clínicas dentales ya se han equipado con tomografía computarizada de haz cónico (CBCT). Herramienta esencial para el diagnóstico radiológico 3D en diversas disciplinas (endodoncia, exodoncia, periodoncia, etc.), CBCT ofrece nuevos servicios al paciente, por ejemplo, a través de la adquisición de imágenes útiles para el diseño de intervenciones quirúrgicas de implantes; además, los datos sobre la anatomía ósea 3D del paciente adquiridos con CBCT pueden utilizarse para el diseño de injertos óseos e implantes a medida.

De hecho, CBCT representa una “puerta de entrada” al mundo de la Odontología Digital, ya que además de ser una herramienta de diagnóstico excepcional, permite hacer muchas cosas. La CBCT permite diseñar y realizar una cirugía de implantes: desde la planificación de la posición, inclinación y profundidad de los aparatos – con la ayuda de un software cada vez más completo – hasta el diseño de la plantilla quirúrgica y su realización física, pasando por la cirugía. Es bien sabido que un enfoque sin colgajo puede reducir las molestias postoperatorias del paciente, pero es sobre todo la planificación de implantes para restauraciones protésicas lo que representa la mayor ventaja de la cirugía implantológica guiada.

Una planificación adecuada protege contra posibles problemas en la fase protésica, a la vez que permite al médico protegerse médicamente. Hoy en día, también existe la posibilidad de diseñar y fresar injertos óseos personalizados, o bloques hechos a medida, para facilitar a los cirujanos la realización de injertos óseos intervenidos en técnicas de aumento de cresta (técnicas onlay/inlay) y elevación de seno maxilar. Además, gracias a los modernos métodos de sinterización láser es posible obtener dispositivos a medida, como implantes a medida (subperiostéticos, de láminas, etc.), así como dispositivos para la regeneración a medida (redes de titanio, etc.). Varias empresas ya se han equipado y prestan servicios innovadores similares a sus clientes.

Los escáneres intraorales

En los últimos años, los clínicos han prestado atención a los escáneres intraorales, potentes dispositivos para detectar la impresión óptica de los arcos dentales de los pacientes. La posibilidad de eliminar la tradicional toma de impresión con cucharas y materiales (eginatos, siliconas, poliéteres, etc.), que siempre ha sido un momento de incomodidad para el paciente, es sin duda la principal ventaja de la impresión óptica. Los pacientes son felices porque la toma de huellas dactilares, que tiene lugar a través de un rayo de luz, ya no es un momento de estrés o sufrimiento.

El uso de escáneres intraorales facilita al profesional el seguimiento de la calidad de impresión inmediatamente antes de enviarla al laboratorio, y puede enviarse por correo electrónico sin gastos de envío. No menos importante, los escáneres intraorales son una poderosa herramienta de marketing. El escáner intraoral se utiliza en prácticamente todas las ramas de la odontología. En las prótesis, ahora es posible tomar impresiones para obtener modelos de estudio, y para el modelado y fresado de toda una gama de restauraciones protésicas (inlay/onlays, coronas individuales, restauraciones fijas parciales) sobre dientes naturales e implantes.

. Los escáneres intraorales no sólo se utilizan en las prótesis: el escaneo intraoral forma parte del flujo de trabajo quirúrgico, integrándose en el flujo de trabajo operativo de la cirugía de implantes guiada, y en el flujo de trabajo ortodóncico para la fabricación de una gama de dispositivos (alineadores, retenedores, etc.). Si un médico decide comprar un escáner intraoral, debe considerar los siguientes parámetros:

  • Dimensiones de la punta
  • Sistema abierto/cerrado
  • Costes de compras/gestión
  • Exactitud  (Veridad y Exactitud)
  • Velocidad
  • Necesidad de la estera
  • Color

Exactitud matemática.

La precisión es el resultado final de la combinación de dos elementos: verdad (“veracidad”) y precisión (“precisión”).Por verdad (“veracidad”) nos referimos a cuánto se aproxima el promedio de nuestras mediciones a la realidad: desde un punto de vista matemático, de hecho, una medida es tanto más verdadera cuanto más se acerca el promedio de las mediciones al valor verdadero de la grandeza.

Por lo tanto, un escáner intraoral debería ser capaz de capturar cada detalle de la impresión y permitir que un modelo virtual en 3D se procese lo más cerca posible de la realidad. Para poder detectar la verdad de un modelo 3D derivado del escaneo intraoral, siempre debe tener un modelo de referencia con error cero, obtenido con un potente escáner de escritorio certificado o una sonda táctil industrial.

Los modelos superpuestos obtenidos a partir de la exploración intraoral con un software específico al modelo de referencia (adquirido con una máquina de escritorio o sonda táctil) permiten evaluar la verdad real del escáner intraoral. Dado que no es posible obtener una medida de referencia con una máquina de escritorio o una sonda clínicamente in vivo, los pocos estudios disponibles en la literatura que comparan la verdad de los diferentes escáneres intraorales en aplicaciones clínicas específicas son todos in vitro, sobre un modelo físico.

La precisión es la capacidad del escáner de proporcionar un resultado repetible cuando se utiliza en diferentes mediciones del mismo objeto. De hecho, varias mediciones del mismo objeto deben ser apilables y desviarse lo menos posible. Para poder medir la precisión de un escáner intraoral, no es necesario disponer de un modelo de referencia: basta con superponer los diferentes escaneos intraorales entre ellos, y evaluar hasta qué punto se diferencian entre sí, gracias a un software específico. Por esta razón, es posible realizar una evaluación comparativa de la precisión de diferentes escáneres in vivo, y existen algunos estudios clínicos sobre el tema.

En general, pocos estudios científicos han abordado la cuestión de la exactitud de los diferentes escáneres intraorales disponibles en el mercado: todos estos estudios han mostrado, en cualquier caso, diferencias estadísticamente significativas entre las diferentes máquinas. Sin embargo, hay factores que pueden tener un gran impacto en la calidad del escaneo, y que no dependen de la máquina utilizada: entre ellos, es importante recordar la estrategia y capacidad de escaneo del operador. Esto último, en particular, parece tener una influencia decisiva y depende de la experiencia adquirida en el procedimiento a lo largo del tiempo; hay una curva de aprendizaje que influye en los resultados.

Necesidad de esteras

La necesidad de esteras es típica de los escáneres de primera generación; los escáneres recientemente introducidos permiten detectar una impresión óptica sin necesidad de esteras. Clínicamente, un escáner que le permita trabajar sin opacificación sería preferible: de hecho, el uso de aerosoles y opacificantes puede ser incómodo para el paciente. Desde el punto de vista de

La colocación de una capa uniforme de polvo es compleja: una técnica de estera incorrecta puede dar lugar a capas de polvo de diferentes espesores en varios puntos del diente, con el riesgo de introducir errores que pueden reducir la calidad del escaneado. Sin embargo, en algunos casos (por ejemplo, restauraciones metálicas) la opacificación puede ser útil para reducir el error causado por las superficies reflectantes.

Dimensiones de la punta

Hoy en día, los fabricantes se están desafiando mutuamente en la fabricación de escáneres cada vez más delgados. Esto ciertamente puede reducir las molestias asociadas con el escaneo de los sectores traseros (p. ej. x segundos y terceros molares). Diferentes escáneres permiten al médico elegir entre diferentes puntas intercambiables que se pueden utilizar en diferentes entornos clínicos. Este es un aspecto muy importante y una ventaja, ya que facilita la desinfección y esterilización.

Velocidad

La velocidad de escaneo es ahora un aspecto importante. Un escáner intraoral debe ser eficiente y no debe detenerse durante el escaneo, lo que ralentizaría demasiado, especialmente cuando es necesario escanear un arco entero. Existen diferencias en la velocidad de uso de los diferentes escáneres intraorales disponibles hoy en día: sin embargo, la literatura no ha aclarado qué máquina puede ser más eficiente, y la velocidad de ejecución del escaneo también depende de la experiencia del médico clínico.

Color

La posibilidad de adquirir modelos de color es ciertamente una ventaja para el clínico, por dos razones distintas. En primer lugar, la presencia del color puede ayudar clínicamente (por ejemplo, en las dentaduras postizas fijas sobre dientes naturales, en la identificación de una línea de margen difícil de delinear); en segundo lugar, porque el color representa una valiosa herramienta de comunicación (y por tanto de marketing) con el paciente. Es importante recordar que la información de color está vinculada al archivo propietario derivado del escaneo intraoral, mientras que los archivos STL en los que trabaja el software principal de CAD protésico no tienen información de color.

Costes de compra y gestión

Los costes de compra de las distintas máquinas disponibles en el mercado se sitúan generalmente entre 15.000 y 35.000 euros. Estos costes son considerables, pero pueden justificarse por el amplio uso clínico de los escáneres en las distintas especialidades odontológicas.  Sin embargo, antes de comprar un escáner, debe tener en cuenta los costes de funcionamiento anuales. De hecho, algunas compañías requieren tarifas obligatorias para actualizar licencias y software de adquisición, y estos gastos pueden tener un gran impacto en el cálculo global. Es importante que el médico clínico esté debidamente informado sobre estas condiciones económicas y contractuales antes de comprar un escáner intraoral.

 

Sistemas de configuración abierto o cerado

Lo ideal sería que un escáner intraoral tuviera como salida, además del archivo propietario legalmente válido, un archivo. STL que pueda ser abierto y utilizado inmediatamente por cualquier software CAD. Algunos escáneres tienen este tipo de configuración “abierta”. Esto permite la colaboración con diferentes laboratorios, que no necesitan necesariamente disponer de un software de CAD específico para poder trabajar; el modelado CAD puede ser fresado por cualquier fresadora, sin limitación alguna.

La ventaja de los sistemas de este tipo es sin duda la versatilidad, junto con una posible reducción de costes (no es necesario adquirir licencias CAD específicas o desbloquear archivos mediante pago); sin embargo, se puede requerir un cierto grado de experiencia, especialmente al principio, para interconectar diferentes software y máquinas. Este problema no se presenta en el caso de los escáneres intraorales insertados en un sistema “cerrado”.

Estos escáneres tienen como única salida los archivos propietarios de la empresa, que sólo pueden ser abiertos y procesados por el CAD de la empresa. La imposibilidad de disponer libremente del archivo STL original, o la necesidad de cobrar una tarifa por ello, representan ciertamente los límites de estos escáneres. Sin embargo, la integración en un sistema integrado puede facilitar el flujo de trabajo, especialmente para los usuarios menos experimentados.

Además, algunos sistemas ofrecen un flujo de trabajo completo, desde el escaneado hasta el fresado pasando por el diseño CAD, e incluyen soluciones integradas en la silla. Un sistema integrado le permite utilizar, en todas las etapas del flujo de trabajo, el archivo propietario certificado con toda la información adicional (por ejemplo, color). Recientemente, algunos de los sistemas “cerrados” más populares del mercado se están transformando en sistemas “semiabiertos”, permitiéndole obtener el archivo STL libre del archivo propietario, mediante el pago de una cuota (mensual o anual) o la compra de un módulo adicional en el software de adquisición.

 

<

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies, para ello le informamos que con la navegación acepta su uso. También puede consultar nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies